La planta de producción de ALFINO y sus oficinas generales se localizan en la ciudad de Saltillo, capital del estado de Coahuila, en el noreste de México.

Saltillo es una ciudad que se ha significado por su notable crecimiento industrial, constituyéndose actualmente en un importante polo de desarrollo de México, con una ubicación geográfica estratégica, excelentes comunicaciones por todas las vías y a corta distancia de la frontera con el estado de Texas en los Estados Unidos de Norteamérica.