DESCRIPCIÓN

El pellet de cuero de cerdo es la materia prima base utilizada para la elaboración del chicharrón de cerdo (regular y tipo crackling).
Para la fabricación de pellet regular se utilizan pieles de lomo y/o de tocino y para el tipo crackling se utilizan pieles de pierna o de papada, con lonja o grasa adherida.

Las pieles utilizadas en ALFINO proceden de plantas certificadas por las autoridades sanitarias de los países de origen: Estados Unidos de Norteamérica, Canadá y Dinamarca. Son cortadas, rasuradas y empacadas de acuerdo a las especificaciones de ALFINO, según un manual de calidad que se entrega a cada proveedor.

Ya en el proceso de fabricación en la planta de ALFINO, las pieles, que se conservan en congelación en cuartos especiales, son pasadas a un proceso de corte, en diferentes medidas y posteriormente, pasan por un proceso de cocinado, en el que también se adicionan otros ingredientes, dando por resultado un "pellet" de consistencia dura que, después del cocinado pasa por un sistema de selección, para asegurar más la uniformidad de los tamaños. El producto luego es empacado, utilizando sacos de papel, con doble bolsa de polietileno interior, conteniendo 75 libras (34 kilos)

El crackling marca EVANS, fabricado en nuestra planta de Chicago, se empaca en cajas de cartón con doble bolsa de polietileno interior, conteniendo 70 libras (31.75 kgs.)

Si el pellet se almacena en lugar fresco y seco su vida útil puede ser muy larga. Normalmente en el pellet regular puede ser superior a un año y en el tipo crackling de seis meses.
Se recomiendan condiciones de almacenamiento en lugar seco (no refrigerado), con temperaturas de 10 a 25 grados centígrados.